natación en niños

La natación en niños

El deporte de la natación es considerado uno de los más completos que existen. Además de la gran cantidad de músculos que se ejercen, el medio acuático proporciona una serie de características para poder mantener sano nuestro sistema cardiorespiratorio en cualquier edad.  En lo niños, este deporte conviene para controlar el colesterol e impedir la aparición de enfermedades relacionadas con el peso. Sin embargo, en la actualidad son pocos los niños que lo practican.

beneficios de la natación

Los médicos se han dedicado desde hace años a explicar las ventajas de hacer este deporte para los más peques. En cambio, siempre existen algunos deportes que son más completos que otro. De este modo, la natación se posiciona como uno de los más ventajosos.

Los médicos y profesionales del deporte destacan las ventajas de este deporte como práctica beneficiosa ya que en se trabajan muchos grupos musculares. Además, es una buena manera de impedir la aparición de afecciones como el sobrepeso y la tensión alta. Es necesario mencionar que cerca del 80% de los niños sufre obesidad y la sufrirá igual cuando crezca.

La natación también controla un estado de salud circulatorio de manera óptima, ya que colabora en gestionar los niveles de colesterol e impide que aparezca la arteriosclerosis. Pero las ventajas de este deporte no se han acabado de mencionar; en los niños que sufren diabetes su metabolismo puede ser mejor si nadan, ya que esta práctica minimiza el nivel de glucosa en la sangre y optimiza el trabajo de la insulina.

natación en niños

Por otro lado, la natación aporta otras ventajas recogidas en otros deportes, como una mejora del funcionamiento cardiovascular cuando existen esfuerzos. Como consiste en una disciplina con una técnica muy estricta, hacer natación mejora la flexibilidad y promociona la agilidad y la coordinación.

Por último, cabe mencionar que nadar promueve una estimulación óptima en las personas que tienen problemas neurológicos y parálisis cerebral.

dietas hipocalóricas

Dietas hipocalóricas. Riesgos

A principios de año que coincide con el fin de la época de Navidad y en los inicios de veranos, las personas con sobrepeso suelen empezar una guerra contra los kilos con el objetivo de quedarse en su peso ideal. En este trayecto, suelen aparecer las típicas dietas milagros que prometen una pérdida de peso en poco tiempo. Estas dietas normalmente, no cuenta con una cantidad de calorías reducidas, sino que se adaptan a quien las sigue, condición esencial que debe mantener un plan de alimentación.

riesgos de las dietas hipocalóricas

Los especialistas endocrinos y demás médicos dedicados a la alimentación explican que las calorías que debe contener una dieta van a depender de la superficie corporal del paciente, por lo que no es lo mismo una dieta de 600 calorías en una mujer de 1,6 metros con 75 kilos que otra para un hombre que mide 1,8 metros y pesa cerca de los 130 kilos.

Cada persona gasta una cantidad de calorías denominado metabolismo basal, en función de la superficie corporal. Las dietas que proclaman una cantidad de 600 calorías al día, son todas falsas y muy poco saludables.

Para entender mejor el proceso del organismo, es necesario hacer un balance de las calorías que se ingieren y las que se consumen. Si entran 1200 calorías y se gastan 3000 en función del cuerpo de cada persona, la diferencia entre estas se consigue de las reservas de energía, es decir la grasa que es transportada desde el depósito de grasas hasta el hígado, donde son convertidas y metabolizadas en la glucosa. Esta función es denominada glucogénesis y crea cetonas que circulan que conducen a un cuadro cetoacidosis metabólica muy dañino para nuestro organismo.

dietas hipocalóricas

Para representarlo, diremos que no es lo mismo que una persona pase horas en este tipo de ayuno a que sufra un balance energético descompensado a lo largo de días y semanas. En este caso, las probabilidades de sufrir desequilibro crecen conforme pasa el tiempo.

Si has leído bien y quieres adelgazar unos kilitos para sentirte mejor, no recurras a este tipo de dietas milagro. Recuerda siempre que la salud es lo más importante.

exámenes médicos en el embarazo

La salud en la embarazada

Las mujeres embarazadas deben cuidar su salud al máximo. Queda claro que todas las personas de su alrededor, amigos, familiares, compañeros de trabajo y médicos, le brindarán recomendaciones y consejos sobre lo que tiene o no tiene que hacer durante el tiempo del embarazo.

exámenes médicos en el embarazo

Para disponer de una buena salud durante este tiempo de gestación depende totalmente de la persona embarazada, de forma que es importante informarse adecuadamente sobre las diferentes maneras de cuidar por tu salud y la de tu bebé durante los meses de embarazo.

Lo esencial para cuidar de la salud de tu bebé se encuentra en someterse a exámenes prenatales frecuentemente. Si piensas que puedes estar embarazada, lo mejor es que pidas una cita médica con el médico para que pueda gestionar tu embarazo. Esto puede hacerse en cuanto creas que te has quedado embarazada.

En el primer examen durante el embarazado, el médico que hayas seleccionado seguramente te realizará una prueba de embarazo y calculará las semanas de gestación con un examen físico y con la fecha de la última regla. El médico dispondrá de esta información para prever la aproximación de la fecha del parto (de cualquier manera, la ecografía que se realiza cuando el embarazo ha ido a más, colaborará en la predicción de esta fecha).

Si cuenta con una buena salud y no existe un factor de riesgo que pueda influir negativamente en el embarazo, seguramente será suficiente con la realización de exámenes prenatales con la siguiente frecuencia:

  • Cada cuatro semanas hasta la 28ª semana de gestación.
  • A partir de esa semana, cada dos semanas hasta la 36ª semana de gestación.
  • Y a partir de entonces una vez a la semana hasta el parto.
  • salud en el embarazo

Cualquiera de estas alternativas puede ser una buena opción su te encuentras con buena salud y no existe motivo para adelantarte a dificultades durante el tiempo de gestación.

Ejercicio para embarazadas

El ejercicio para embarazadas es altamente recomendado y aconsejado por los doctores debido a que tiene múltiples beneficios.

Te ayuda a fortalecer su estado de ánimo, a dormir mejor, a disminuir los dolores y molestias típicos del embarazo mientras te prepara para el parto fortaleciendo los músculos y mejorando la resistencia.

ejercmembarazio

Además, el ejercicio par embarazadas es una gran forma de controlar el aumento del peso y mantener la musculatura.

Aunque siempre es más recomendable que el propio doctor aconseje a las embarazadas sobre qué tipo de ejercicio es el más adecuado según sus características y condiciones físicas, hay una serie de ejercicios que son los más habituales durante el embarazo.

Tipo de ejercicio para embarazadas

 

  • Natación – Es considerado elmejor ejercicio para las embarazadas y también el más seguro. Fortaleza todos los músculos de las piernas y brazos y brinda sensación de ligereza a las mujeres embarazadas a pesar de su aumento de peso.

images

  • Yoga – Es el gran aliado para la preparación para el parto debido a que nos enseña a respirar, nos ayuda a robustecer los músculos y mantenerte flexible.

 

  • Ejercicios aeróbicos– En este sentido, lo mejor es asistir a una clase especial para embarazadas lo que te proporcionará una sensación de unión al mismo tiempo que garantizarás la seguridad de tu bebé.

 

  • Bailar – Las clases de baila al estilo Zumba también son una buena forma de ejercicio para embarazas evitando los pasos más complejos como las piruetas.

 

  • Caminar – Es la más común y habitual forma de ejercicio para embarazadas al ayudar a disminuir en hinchazón de las rodillas y los tobillos tan frecuentes en este período. Además, se puede realizar en cualquier lugar y durante los nueve meses.

 

 

  • Los ejercicios de Kegel – Son muy recomendados como forma de ejercicio para embarazadas ya que consiguen para fortalecer los músculos del suelo pélvico. Se basan en contraer y relajar el músculo pubococcígeo o PC de forma repetida para aumentar su fuerza y resistencia. Con los ejercicios de Kel se previene y la incontinencia urinaria entre otros problemas.

 

 

Dietas en la tercera edad

Son consideradas personas de la tercera edad aquellas que superan los 65 años de vida y se adentran en el período final de su vida donde los cambios en sus órganos y en sus funciones corporales los convierte en un grupo vulnerable para sufrir malnutrición.

Con el paso de los años el cuerpo humano empieza a sufrir una serie de problemas como la pérdida de piezas dentales, disminución del apetito, merma del sentido del gusto o la reducción la movilidad de las articulaciones.

Esto se transforma en problemas para masticar y tragar los alimentos y en dificultades para ir a hacer la compra o cocinar, lo que provoca que muchas personas de la tercera edad se encuentren desnutridas.

Por ello, es muy importante elaborar dietas específicas para la tercera edad con el objetivo de evitar ese déficit en alimentación y nutrientes.

shutterstock_53352259 (200x134)

Características de dietas para la tercera edad

·         Deben ser alimentos fáciles de tragar y de digerir

Debido a los problemas que suelen tener al masticar y tragar por el deterioro de su aparato digestivo sobre todo estas dificultades se presentan con la carne y el pescado.

Es conveniente picar la carne para elaborar albóndigas o hamburguesas, elegir pescados con espinas fáciles de localizar y eliminar como el atún o la merluza…) y apostar por los purés en la dieta para la tercera edad.

  • Aportar los nutrientes necesarios – En función de sus características fisiológicas, nivel de actividad, y afecciones que padezcan en su caso.

Se recomienda una dieta para la tercera edad rica en hidratos de carbono y fibra, en proteínas para no perder masa muscular y que tenga un cierto porcentaje de grasas pero monoinsaturada, como la del aceite de oliva.

También, deben consumir alimentos que contengan las vitaminas A, B, C y D, que se encuentras en las frutas y los lácteos, ya que es más efectivo que administrar suplementos.

dieta-sana

  • Limitar la sal y el azúcar

A partir de cierta edad, el cuerpo no tiene la misma resistencia y ni la misma respuesta al exceso de estos elementos y pueden acabar causando enfermedades.

  • Cuidado con las calorías vacías

Hay alimentos como los vinculados a la bollería que tienen muchas calorías pero no aportan ningún tipo nutrientes, se deben evitar a toda costa.

  • Una correcta hidratación

Las personas mayores deben tomar entre un litro y medio y dos litros de agua al día aunque sea en forma de infusión.

·   Regulada por el médico

Durante la tercera edad se corre el riesgo de sufrir enfermedades derivadas del tipo de alimentación como la hipertensión o la diabetes, por lo que es recomendable que la dieta se complemente con visitas al doctor y que sea regulada por un especialista.

Gimnasia en la Tercera Edad

Muchas personas mayores de 65 años se preguntan si lo mejor para ellas es hacer ejercicio, pues sí, lo es y además les reporta muchos beneficios. Hasta los pacientes con enfermedades crónicas como la presión elevada, las enfermedades de corazón, la diabetes y la artritis, pueden hacer ejercicio con total seguridad. Muchas de estas afecciones mejoran haciendo ejercicio. Si no estás aún seguro de si el ejercicio puede serte de ayuda o si no eres una persona activa, lo mejor es que preguntes a tu médico.

Lo mejor, antes de hacer ejercicio, es vestirte con ropa cómoda, holgada y unas zapatillas para poder moverte bien con ellas. Los zapatos deben disponer de un arco de soporte y talón más alto para poder absorber todos los golpes.

gimnasia para mayores

Si no eres una persona muy activa, deberás empezar lentamente, con ejercicios con los que te sientas cómodo al hacerlos. Comenzar con pies de plomo hace que tengas más cuidado para no herirte o lastimarte al hacer ejercicios. La creencia que tenemos de que si nos duele es porque el ejercicio que hemos realizado no fue suficiente, no se adapta a las personas mayores de 65 años. Las personas de edad avanzada no tienen por qué hacer ejercicio con mucha intensidad para disponer de los beneficios que puede aportar la gimnasia.

Caminar es un buen ejercicio para empezar. Mientras te acostumbras a hacer este ejercicio, puedes ir acrecentando la intensidad en tu programa de gimnasia.

Son varios los ejercicios que puede hacer y que se incluyan en tu programa de gimnasia. Si quieres hacer un tipo de actividad aeróbica durante al menos 30 minutos, la mayoría podrás hacerlos durante todos los días de la semana. Por ejemplo, nadar, caminar o montar en bici. Además, debes hacer ejercicios para entrenar la resistencia y la fortaleza a diario.
Hacer un calentamiento al menos unos 5 minutos antes de cada sesión de ejercicio. Caminar despacio y estirarse son actividades idóneas para el calentamiento. También puedes mantener un tiempo de enfriamiento con un estiramiento durante unos 5 minutos cuando se acaba de hacer ejercicio.gimnasia para tercera edad

El ejercicio solo es ideal para ti si te sientes cómodo haciéndolo. Espera a sentirte bien para hacer ejercicios si sufres una gripe, un resfriado u otra enfermedad. Si dejas de ejercitarte durante más de dos semanas, asegúrate de empezar de nuevo lentamente.

Hacer gimnasia de mantenimiento

Gimnasia de mantenimiento

La gimnasia de mantenimiento son un conjunto de ejercicio para las personas que después de haber logrado el estado físico que querían, desean mantenerse en forma mediante una rutina de ejercicios diarios que requieren de una gran dedicación y voluntad.

Otro de los ámbitos al que va dirigido la gimnasia de mantenimiento es a las personas que por cualquier impedimento no pueden hacer otro tipo de deporte, en este caso habrá que contar con el reconocimiento médico y estar controlado por un profesional, los ejercicios en este caso serán menos intensos y habrá que atender a la postura del cuerpo.

Cómo hacer gimnasia de mantenimiento

Las sesiones de gimnasia de mantenimiento están dedicadas a tonificar el cuerpo y aportar más resistencia y solidez, se realiza sin ningún tipo de saltos.

Los ejercicios incluidos en este tipo de gimnasia, se pueden hacer a cualquier edad. Lo mejor es que se hagan diariamente con una duración cercana a los 50 minutos. Se pueden hacer en casa o en algún centro de gimnasia, aunque lo mejor es hacerlo siempre que se encuentre un profesional supervisando, ya que si no se realizan de manera correcta, algunos ejercicios puedes ser perjudiciales.

La gimnasia de mantenimiento consiste en una serie de ejercicios dedicados a trabajar todos los grupos de músculos del cuerpo. Lo mejor es que se siga una alimentación y buen trabajo a nivel aeróbico, como andar,hacer bicicleta fuera o en casa, andar en cinta, etc.

La gimnasia de mantenimiento permite tener constancia y mantener un estado físico saludable durante toda nuestra vida.

En la actualidad hay muchas máquinas que posibilitan que nuestras viviendas se conviertan en pequeñas salas de gimnasio y de entrenamiento. Sin máquina que no ocupan mucho espacio y que se limitan a solo trabajar una parte del cuerpo.

Hacer gimnasia de mantenimiento

Los aparatos de musculación pueden servir para las personas que no disponen de tiempo para ir al gimnasio y son perfectas para las que les gusta hacer ejercicios en solitario.

La otra alternativa es ir al gimnasio, allí existe la oportunidad de disponer de la experiencia de los profesionales que ayudarán en el momento de hacer ejercicios que mejor se adapten a nuestra condición física y que ayudarán a  controlar las evoluciones, y las respuestas que tenemos antes diferentes los diferentes ejercicios.

 

El sobrepeso y la obesidad en México

El sobrepeso y la obesidad son dos enfermedades relacionadas con el aumento de peso de nuestro cuerpo, pero debemos diferenciar cada una de ellas.

La obesidad hace referencia al aumento del peso (superior al 20%) debido a un incremento de la grasa corporal a un nivel que resulta perjudicial para la salud, mientras que las personas que tienen sobrepeso son aquellas que pesan más de entre el 10% y el 20%  del que sería su peso ideal.

La Organización Mundial de la Salud afirma que en el planeta existen más de mil millones de adultos con sobrepeso y más de 300 millones son obesos.

La obesidad es un problema en México

El sobrepeso es un problema en México

En el caso de México, la situación es alarmante, ya que es el segundo país a nivel mundial en número de personas con obesidad  con el 30% de la población y el 70% padece sobrepeso,  según el informe “La obesidad y la economía de la prevención”, elaborado el año pasado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Es decir, dos de cada tres mexicanos tienen sobrepeso. Además, las mujeres mexicanas sufren más estas enfermedades (73%) que los hombres (69.4%), sin embargo, lo más preocupante es que México es el primer país del mundo en obesidad infantil con 4.5 millones de niños.

Por lo que respecta a las caudas del estado del sobrepeso y la obesidad en México, entre ellas se encuentra el consumo excesivo de comida procesada, dentro de la cual, más del 40% son alimentos panificados (como tortillas, pan, pasteles…), así como la abundancia de las bebidas carbonatadas en su vida diaria.

Se trata de un país en el que apenas se consumen alimentos frescos, tan sólo 272.6 kilogramos anuales por persona, ocupando el lugar 74 de una clasificación de 207 países.

Y por supuesto, la falta de ejercicio y el incremento de la vida sedentaria, sobre todo en las grandes ciudades, también son factores que han provocado esta situación de sobrepeso y obesidad en México. Se trata de enfermedades muy perjudiciales para la salud que aumentan los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes, osteoartritis, ente otras.

Sobrepeso femenino

El sobrepeso afecta sobretodo a las mujeres

Por ejemplo, en México existe una mortalidad 12 veces mayor en jóvenes de 25 a 35 años por este problema,  el 25% de las incapacidades laborales son por padecimientos relacionados con la obesidad y tres de cada cuatro camas de hospital las ocupan pacientes con enfermedades relacionadas con la obesidad.

Todo esto ha provocado que el gobierno mexicano reacciones y gaste el 7% del presupuesto destinado a salud para atender la obesidad, una cantidad que sólo es superada por de Estados Unidos que invierte el 9%. En números concretos, el país destina  3500 millones de dólares anuales en atención médica y hospitalaria, ausencias laborales y otros problemas derivados de la obesidad y el sobrepeso en el país.

Entre los objetivos que se ha marcado el gobierno mexicano se encuentra limitar la ingesta de grasa y azúcares, aumentar el consumo de frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos, incentivar la realización actividad física periódica con el objetivo de reducir las cifras de sobrepeso y obesidad en México.

Dietas milagrosas

A menudo, sobre todo después de la Navidad o antes del verano, desde diversos medios de comunicación empieza a hablarse de las llamadas “dietas milagrosas”.

Su lema suele ser “perder tiempo de manera rápida y sin esfuerzo”. Sin embargo,  estas dietas milagrosas consisten en una restricción calórica muy severa, que puede provocar carencias en vitaminas y minerales, alteraciones metabólicas, y una monotonía alimentaria que las convierte en  peligrosas para la salud.

Dieta milagro

Las dietas milagro a menudo, tienen el efecto yo-yo

Normalmente, son diseñadas por personas que no son expertas ni en nutrición  ni en salud, y que aconsejan reducir las calorías que ingerimos al mínimo, llegando a una situación de semiayuno, en la que nuestro cuerpo compensa la falta de energía con una eliminación de las proteínas corporales para obtener una fuente de energía.

Esto provoca pérdida de masa muscular y la formación de cuerpos cetónicos, que son dañinos para nuestro cuerpo si se mantienen en el organismo por un largo período de tiempo.

Aunque las dietas milagrosas tienen grandes consecuencias en nuestra salud, también es cierto que gracias a la pérdida de masa muscular se consigue disminuir el peso durante las primeras semanas.

Pero, esta  reducción es sólo momentánea debido al efecto rebote, una rápida recuperación del peso cuando se abandona el régimen, que es muy común en las dietas milagrosas.

Esto sucede porque al restringir de manera exagerada la ingestión de calorías, se ponen en funcionamiento mecanismos neuroendocrinos para evitar que se siga perdiendo peso (como ahorro energético o incremento del apetito), que conducen a una rápida recuperación del peso perdido (e incluso mayor) en cuanto volvemos a comer con normalidad.

Desde el punto de vista médico, las dietas milagrosas pueden agravar el riesgo metabólico de las personas, producir desnutriciones proteicas, déficit en vitaminas y minerales e inducir a trastornos del comportamiento alimentario (anorexia y bulimia).

Tipos de dietas milagrosas

Existen tres tipos de dietas milagrosas:

  • Dietas hipocalóricas desequilibradas –  Consiste en la reducción calórica diaria, ofrecen poca variación en los alimentos y pueden provocar déficits en nutrientes sobre todo si se prolongan demasiado.
  • Dietas disociativas –  Se basan en que los alimentos no engordan por sí mismos, sino al consumirse según determinas combinaciones. Esta teoría está equivocada ya que el cuerpo es capaz de asimilar distintos nutrientes a la vez sin sufrir ningún efecto negativo. A la práctica, esta dieta es inviable al no existir alimentos que solamente contengan proteínas o hidratos de carbono.
  • Dietas excluyentes –  En este tipo se elimina de la dieta algún nutriente y pueden ser de varias clases:
  • ricas en hidratos de carbono y sin lípidos y proteínas.
  • ricas en proteínas y sin hidratos de carbono.
  • ricas en grasa.
La obsesión por el peso es una constante en nuestra sociedad

Dieta milagro

Peligro de las dietas

Frecuentemente aparecen en el mercado nuevas dietas milagros que ofrecen el oro y el moro en lo relacionado con el adelgazamiento, estas se distribuyen mediante campañas publicitarias basadas en revistas digitales, de alimentación y de televisión. Las dietas milagros surgen, la mayoría de las veces, de la búsqueda de ganancias económicas más que dar promoción de una vida y alimentación sana y equilibrada, e influyen muchísimo en que las personas que quieren adelgazar se vean envueltas en una rutina alimenticia errónea.

Dieta para adelgazar

Una dieta adelgazante

Las dietas milagro, normalmente, son recomendadas por personas no expertas en el sector de la nutrición y se caracterizan por ser muy bajas en calorías. Ante este hecho de casi ayuno, el organismos tiene reacciones que compensan la falta de calorías recibida con un crecimiento en la destrucción de las proteínas del cuerpo, como una fuente sustitutiva de energía, lo que causa una gran pérdida de masa muscular y por otra parte la creación de cuerpos cetónicos, muy peligrosos para el organismo cuando la formación se alarga. En cambio, las personas que se acogen a dietas milagros relaciona esta pérdida de masa muscular con el éxito de pérdida de peso lo que causa unos resultados espléndidos a la hora de ver el peso en la báscula durante los primeros días de dieta milagro.  Esto es debido a que el tejido muscular que contiene mucha agua, por lo que se elimina mucho líquido en la primera etapa mejorado en muchas ocasiones por el consumo de diuréticos, lo que conlleva a una gran bajada de peso. Otro de los problemas de las dietas milagro es que promueven una recuperación de peso espectacular, lo que se denomina efecto rebote, cuando ya no se sigue la dieta. Esta tendencia a recuperar peso es producida por las situaciones de ayuno las cuales ponen en funcionamiento sistemas neuroendocrinos que se contradicen a la pérdida de peso, lo que se traduce en una mayor eficacia del metabolismo, mayor ahorro de energía e incremento de las ganas de comer, produciendo así una recuperación exacerbada del peso que se ha perdido cuando se vuelve a comer las cantidades normales. Las dietas no hacen milagros, son regímenes especiales de comida que deben seguirse de manera sana para poder bajar de peso, aumentarlo o mantenerlo. De nada sirve, llevar a cabo dietas milagro que lo único que consiguen es poner en riesgo nuestra salud física y mental. diesta e